Radio Casa Pueblo
Radio Casa Pueblo
54%
Loading...
Cine Solar 2018-07-31T22:30:13+00:00

El Cine Solar es un proyecto de entretenimiento educativo que opera a través de una microred con energía fotovoltaica. La sala cuenta con 71 butacas, pantalla grande, sistema de sonido dolby 7.1 y proyección de alta definición. Una obra-mural del maestro Antonio Martorell rodea a los espectadores logrando un acondicionamiento acústico y visual único en su clase. Sobre un fondo de fieltro gris, el maestro Martorell nos lleva por un paisaje montañoso icónico, a veces ambiguo, de un bosque lleno de caras representando miembros de las comunidades que forman parte de Casa Pueblo. El acogedor espacio será un oasis para los amantes del cine científicamente presentado y representa el rescate del cine para la montaña.

Galería de Fotos

“La energía solar se combinó una vez más con la energía de Alexis y Arturo Massol, y la de todos los que llevan adelante los proyectos de Casa Pueblo, para inaugurar un cine que responderá siempre a los mejores intereses de nuestra nación. Haber asistido a su inauguración nos colmó de orgullo y motivaciones.”

Jacobo Morales

“Es un cine como ningún otro. Un nuevo templo para el cine nacional.”

Ari Maniel Cruz, Director Antes que cante el gallo. Premios Pitirre de oro, Agueybana de platino y el escapéndulo de bronce, 5 premios en festivales internacionales de cine

“Un ambiente idóneo para sumergirte en la experiencia del cine”.

Tristana Robles, Cineasta y ganadora de dos premios Grammy con Filmes Zapatero

“El proyecto tiene una causa muy noble que rescata un espacio para la comunidad. Me sentí bien chévere y en familia en un espacio acogedor”.

Omar Silva, Cultura Profética

“El espacio perfecto para armonizar el arte del cine con el compromiso social y comunitario”.

Ilia Vélez, Productora Resonancia PR/MEX y nominada a Premio Goya

“El cine solar de Casa Pueblo representa una gesta valiente para la divulgación de cine nacional e internacional. Este espacio juega un rol multidisciplinario vital para la educación sobre realización audiovisual e invita a la inmersión para la creación cinematográfica. Es también un ejemplo de la ruta a seguir para la sustentabilidad del sector audiovisual y de todo Puerto Rico”

Glorimar Marrero Sánchez, cineasta, guionista y directora de La Pecera. Ganadora del premio Coral de Mejor Guión Inédito del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, La Habana, 2017 | Ganadora del Latin American Film Fund del Tribeca Film Institute, 2018 | Ganadora del premio EAVE del Mafiz del Festival de Cine de Málaga, 2018

Proyecto de entretenimiento educativo

Proximas Eventos

Caras

Discurso inaugural  en Cine Solar de Casa Pueblo

Título estos murales Caras, porque ellas, las caras, son las protagonistas de este espacio en Cine Solar: las caras del pueblo en Casa Pueblo. Caras de cariño, de afecto no contabilizable, caras, carísimas, sin estar a la venta y mucho menos en baratillo como gran parte de la isla. Caras, muy caras, son estas caras en Casa Pueblo, esta noble empresa comunitaria dedicada a la conservación y desarrollo de nuestros recursos naturales, por sobre todo, del ser humano, con una larga (38 años ya) y triunfante gesta patriótica que incluye, entre otras, el detener el ultraje de nuestra geografía por la explotación minera, el gasoducto mentao y compensar con la creación del primer corredor geológico en Puerto Rico. Esta casa nuestra está poblada desde hoy y para siempre, en el Cine Solar, con las caras y los nombres de la comunidad inmediata y extendida, adjunteña, nacional, diaspórica y universal.

Este cine, el primero en el país sostenido por energía solar, depende, como todos nosotros, de la luz, no de la generada y degenerada por la desautorizada Autoridad de Energía Eléctrica y tampoco, exclusivamente, de las placas solares. No. Este cine, tanto como el resto de Casa Pueblo y de nuestro país, que aún no lo es, depende de la luz de sus habitantes y creadores, de la autogestión, de la voluntad convertida en gozo laborioso, en trabajo creador. Y que mejor ejemplo que un cine: la imagen en movimiento creada por la intermitencia de la luz, el genial parpadeo, el tiempo detenido o acelerado en secuencias proyectadas en la iluminada pantalla de una sala oscura donde una comunidad en silencio presencia arrobada el reflejo de sus penas y alegrías, miserias y bondades. En la noche oscura del cinematógrafo, volvemos a ser comunidad. En las tinieblas, comulgamos el pan de la imagen, bebemos el vino de la música, las palabras, o simplemente, sonidos que, más que reflejar una realidad, crean y recrean nuevas posibilidades.

Para enmarcar esa experiencia, con mis compañeros artistas del Taller de la Playa de Ponce, Roberto Alicea, Howard Kilgore, Jaime López, Pablo Padrón, Milton Ramírez Malavé, Raúl Reyes y José Vega, hemos gozado abriendo horizontes en los muros, tan diurnos como nocturnos, partiendo de la naturaleza isleña de monte y mar, poblándola de rostros y nombres. Luciérnagas o flores, frutas o sencillamente ciudadanos testigos y defensores de una naturaleza amenazada, estos rostros fueron dibujado con carbón vegetal sobre lienzo asomándose a fieltros fabricados con desechos industriales en un paisaje rociado de aerosol multicolor y caligrafiado con textos de José de Diego, Gautier Benítez, Lola Rodríguez de Tió, Juan Antonio Corretjer, Rafael Hernández, Antonio (El Topo), Cabán Vale y Clodomiro Rodríguez.

La poesía en estas paredes configura el paisaje poblado por nosotros en afán de permanencia, ahora que el Lamento Borincano recobra nueva y patética constancia cuando muchos de los nuestros se ausentan. Imagen y palabra, música y poesía de nuestra nación  abrazan a la comunidad aquí congregada para asistir al nacimiento, muerte y resurrección de la luz, vehículo del milagro del cine. El cine, aprendamos de él, hagámonos a la imagen de su luz y otorguémosle nuestra palabra en promesa, no de castigo y de usura, sino de redención en la acción, de lucha para sobrevivir.

Gracias, gracias a ustedes, por ser y por permanecer.

Antonio Martorell
Casa Pueblo 29 de abril de 2018
Adjuntas, Puerto Rico